Métodos de Cocinado

Cocer un alimento es someterlo a la acción del calor, o a radiaciones capaces de calentarlo (caso del microondas), para modificarlo o transformarlo en su aspecto físicoquímico y que adquiera ciertas cualidades organolépticas determinadas, es decir, partiendo de una cierta estructura obtenemos otra significativamente distinta.

Los alimentos sufren una serie de variaciones que van a otorgar una textura, sabor y olor característicos obteniendo un producto más apetecible al paladar.

El calor que recibe el alimento se refleja primero en la capa más externa del mismo transmitiéndose á el interior por conducción. Lo que trae consigo que gracias a los distintos métodos de cocinado y diferentes tiempos de cocción se obtengan resultados significativamente diferentes.

Durante la elaboración de un género ciertos factores van a ser modificados como el olor la textura, el color y el sabor. Así se tendrán en cuenta las características del género a cocinar para aplicar las técnicas más apropiadas con el fin de obtener el máximo valor añadido.

Sin embargo, la mayor parte de los géneros admiten distintas técnicas, permitiendo una amplia variedad en los resultados.

En general aplicar métodos de cocinado a los alimentos significa:
  • Transformar los alimentos para hacerlos apetecibles y digeribles.
  • Desarrollar, reducir y transformar sus propiedades olorosas y presentación.
  • Concentrar los jugos y sabores, extraerlos o ligarlos a otros para obtener nuevos sabores.
  • Ablandar algunos alimentos